Después del revés de La Corriente en las urnas, el sector de Bermejo y Giménez avanza en buscar un líder que conduzca. El peronismo gestionará en San Martín, Maipú, San Rafael, Lavalle, Tunuyán y Santa Rosa. Roberto Righi, el más votado

Paola Alé

ale.paola@diariouno.net.ar


Los peronistas tienen una rara propiedad, cuasi sobrenatural: son el ave fénix de la política. El día posterior a la derrota, el PJ local ya estaba pensando en rearmarse para dar la siguiente batalla. Con la mitad de los soldados heridos en combate, se levanta para seguir.

En esos menesteres se encuentran ahora, y los que van a llevar la bandera de la reconstrucción del partido son, claramente, los intendentes.

Diario UNO dialogó con los cuatro intendentes justicialistas que más votos obtuvieron, y aseguraron que ya vendrá la etapa de autocrítica y que por ahora están concentrados en apoyar la fórmula Daniel Scioli-Carlos Zannini para ganar las nacionales. Además, coincidieron en que el próximo líder del partido saldrá del sector azul, el que mejor posicionado quedó luego del descalabro que sufrió la Corriente Peronista, liderada por el vicegobernador y ex candidato a intendente de Las Heras, Carlos Ciurca.

Con la vista puesta en la Nación

Para el reelecto intendente de San Martín, Jorge Omar Giménez –uno de los principales representantes del sector azul–, la sensación que le quedó luego de ganar por el 50% de los votos en San Martín y de  que su partido perdiera las elecciones provinciales se puede resumir en una palabra: agridulce.

“Más de la mitad de los vecinos nos dio nuevamente su confianza. Ganar una cuarta elección es complicadísimo si no hiciste bien las cosas, si las hiciste, ganás las elecciones de cara a la sociedad. Soy un eterno agradecido a los vecinos. Sin embargo, mi sentimiento de pertenencia al partido hace que no pueda dejar de lamentarme por haber perdido la provincia”, aseguró el cacique azul.

Pero no se detiene demasiado en lamentarse y asegura que hay que comenzar a trabajar para la próxima etapa: ganar las elecciones nacionales. “Lo que viene es trabajar por Scioli presidente. Estamos encolumnados detrás de este proyecto nacional, creemos que para Argentina es lo mejor”, sostuvo.

En cuanto a la situación del partido a nivel local, dijo que todavía es muy pronto para hacer evaluaciones profundas, pero que la gente de su sector se juntó el miércoles con los integrantes de la fórmula provincial (Adolfo Bermejo y Diego Martínez Palau) en Maipú. “No fue un encuentro político. Queríamos acompañar a los muchachos que pusieron lo mejor de ellos, fue una reunión informal, con amigos, asadito y vino”, contó.

Agregó  que no está de acuerdo con Bermejo en cuanto a ser el único responsable de la derrota: “No es así, creo que fue un gesto de grandeza, pensando en un futuro hay responsabilidades de conjunto. Acá nadie puede hacerse la gallina encandilada, tenemos que asumir la parte que nos toca”.  

Para Giménez, hay que dejar pasar el proceso electoral nacional para hacer análisis y luego, definir. “Después de que pase el nuevo proceso electoral vamos a evaluar. Pero sin duda el líder del peronismo saldrá de los sectores más fuertes, y la mayoría de los ejecutivos locales que quedaron en manos del PJ son azules”, dijo.

Respecto del motivo de la derrota provincial, Giménez subrayó que “no es un motivo, es un cúmulo de ellos. La vitivinicultura, la seguridad, la economía. Estas cosas no son resorte de un intendente y nada más, hay culpas compartidas”.

Sobre la posibilidad de que el Gobierno de la provincia y el nacional sean de diferentes partidos, opinó: “No creo que se generen tantas dificultades, (Alfredo) Cornejo es un hombre inteligente que sabrá que los mendocinos le han dado un voto de confianza por las muchas cosas que faltan, y estas se consiguen siendo parte y no por fuera del proyecto nacional”.

El jefe comunal de San Martín recalcó que al “país el único tema que le queda por resolver son los fondos buitre. A la Argentina le viene un tiempo bueno de más inclusión”.

Victorias aplastantes

Las del intendente reelecto de Lavalle, Roberto Righi, y la de Alejandro Bermejo, cacique azul de Maipú, fueron las dos mayores victorias del PJ. Ambos superaron el 57% de los votos, y sobrados, retuvieron el poder en sus comunas. Righi aseguró que  lo vivió con mucha alegría pero “no puedo desconocer lo que pasó en la provincia”, afirmó.

En cuanto a la conducción del PJ, Righi manifestó: “Creo que lo que corresponde es que la conducción del PJ quede en manos del sector azul, es el único que puede sumar, aglutinar, poner  coherencia y racionalidad al partido. De allí en más, hay que generar una propuesta que enamore a los mendocinos”.

Y por último alabó a Scioli y dijo que lo correcto es apoyarlo. “Scioli es el mejor candidato, entiende nuestros problemas y nos conoce. No vino a Mendoza para aliarse a un candidato en particular, vino cuando era vice de Néstor Kirchner. Ha venido muchas veces, detrás de Scioli estaremos”, aseguró el intendente reelecto de Lavalle.

En consonancia con las opiniones de Righi, Alejandro Bermejo, que gestionará la intendencia de Maipú por otro período, aseguró que “sin dudas el sector azul será una gran referencia de acá en adelante”.

Dijo que hay que reflexionar pero no hacer una cacería de brujas, buscando un culpable dentro del partido. “Las causas de la derrota son múltiples, pero de ninguna manera creo que el único culpable sea Adolfo, si él lo dijo así fue por una cuestión de grandeza política”, sostuvo.

Por ahora, y mientras se arman para reconstruir el partido, el Pulga  disfrutará de su holgado triunfo comunal.

Jeques del Sur

Los hermanos Félix (Emir el intendente y Omar el funcionario nacional) no fueron pretenciosos a la hora de armar la lista de consenso. Hubo rumores de que querían quedarse con la vicegobernación, también con cargos en el Congreso, pero no. Ellos pidieron armar el Cuarto Distrito, y ganaron, cómodamente. Ahora nadie les hace sombra en el Sur, porque Malargüe y General Alvear no son más peronistas. “Nos costó mucho tener nuestro lugar y lo cuidamos”, recalcaron. Emir habló de que los errores de campaña fueron múltiples y aseguró que ya están pensando para adelante. Porque el PJ es como el mercurio: se termina uniendo, aun después de despedazarse.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »