Alberto Pérez se lució en la mesa de la señora de los almuerzos al derribar con paciencia y argumentos, cada una de las zonceras con las que Mirtha intentó arrinconarlo y denostar la fórmula Scioli-Zannini

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »