“El Aparte Campero no es más ni menos que darle rango de competencia a una práctica habitual que se hace en el campo cuando se busca o encierra animales”.La prueba consiste en que los equipos integrados por tres jinetes montados sobre tres criollos, lleven a un corral a un trío de vacas de las 30 que hay en el lugar.

“Si se equivoca o se cuela una de las vacas que no debe encerrar, se agrega al tiempo 10 segundos por ejemplar colado”. “Es una prueba que le gusta mucho al público y que además manifiesta la calidad del caballo, la capacidad del jinete y es muy fácil de jugar, porque se trata de tiempos y reglas claras”.
El tiempo máximo que dan para encerrar a los tres ejemplares es de dos minutos. 
De los tres jinetes, uno se queda de portero en el corral más chico y cuando encierran allí la primera vaca, empiezan a rotar ese rol para que siempre sean dos los que acorralan al vacuno y todos puedan asumir todos los roles.
“No es una prueba violenta, no daña a nadie, es un espectáculo para la familia y habla de genuinas tareas rurales. Creo que por eso gusta tanto”. Recorrimos el predio de "Como los Robles" la alegría desbordante, la familia presente, niños vestidos de "gaucho", las fotografías que se pueden apreciar es prueba elocuente de los niños montados en mansos ejemplares criollos. Fuimos recibidos por el Presidente del Centro Tradicionalista el Sr. Julio César Cúneo quién desbordaba de alegría al ver la masiva concurrencia, el día se prestó para ello. 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »