Este año se duplicó la cantidad de alumnos, hasta llegar a 2.000, y el próximo esperan a unos 3.500. Ante la necesidad mayor infraestructura, Junín adaptará otro galpón del ferrocarril y San Martín construirá un complejo.

Por Enrique Pfaab pfaab.enrique@diariouno.net.ar Este año el Campus Universitario de San Martín duplicó su matrícula y el año próximo se estima que más de 3.500 jóvenes estuden allí. Por eso la comuna de Junín está adaptando un segundo galpón del ferrocarril para crear nuevas aulas y el municipio de San Martín ya tiene un anteproyecto para construir todo un complejo universitario frente al parque Agnesi.

Los números son abrumadores y confirman que la ciudad de San Martín y el extremo Norte de la juninense La Colonia se han transformado definitivamente en un polo universitario que crece aceleradamente, por interés de los mismos jóvenes que quieren formación profesional.

El año pasado el Campus Universitario Múltiple tuvo 905 estudiantes. Este 2015 hay cerca de 2.000 jóvenes estudiando allí y el año próximo se estima que serán 3.500.

Ya se dictan 17 carreras y cursos, otras cinco carreras están próximas a iniciarse y ocho más están en estudio para implementarlas lo antes posible.

Un informe oficial de la Coordinación General del Campus, a cargo de Tomás Riveros, indica que actualmente, por la gran demanda, hay necesidades edilicias que deben ser atendidas.

Como infraestructura propia el Campus tiene hoy en funcionamiento 14 aulas y 8 oficinas, distribuidas en edificios de la ciudad de San Martín y en uno de los galpones ya refaccionados de La Colonia. El resto de los alumnos recibe clases “en aulas de diversos colegios secundarios de la región”, indicaron.

Para aumentar en lo inmediato la infraestructura propia la Municipalidad de Junín, que se sumó al proyecto de San Martín hace un par de años, está también transformando un segundo galpón ferroviario. Serán 415 metros cuadrados, en donde habrá seis aulas para 25 alumnos cada una, un aula magna, una oficina administrativa, sala de profesores, sanitarios para alumnos y docentes y un depósito.

Esta obra, más que inversión (cerca de $2.600.000), utilizó ingenio y mano de obra dedicada. En esencia, se realizó una aislación térmica del lugar y ahora se están construyendo, con planchas secas, los cerramientos y las divisiones internas. Igual que como se recuperó y refuncionalizó el primer galpón el año pasado.

Además, a esta infraestructura propia, hay que sumarle los dos edificios que montó el PASIP en sus terrenos de Palmira, donde este año se comienzan a dictar las tecnicaturas ferroviarias.

También Junín trabaja en la recuperación del histórico Hotel de los Inmigrantes, ubicado a metros de los galpones, para transformarlo en un albergue universitario para los alumnos que viven en las zonas más alejadas del Este mendocino.

Las necesidades

Pese a que constantemente se realizan mejoras, ampliaciones y recuperación de edificios estatales para incorporarlos a la vida universitaria, el ritmo de crecimiento de la matricula obliga a planear más allá y a hacer alguna obra que dé soluciones de fondo.

La Coordinación General indicó que se necesitan aulas para 3.000 alumnos, laboratorios de informática y ciencias, otra aula magna, talleres para materiales de carreras tecnológicas y artísticas, biblioteca, comedor, salas y boxes varios y un área de deportes completa.

En el primer mandato del actual intendente sanmartiniano, Jorge Giménez, ya se había lanzado la idea de crear en la ciudad un polo universitario, teniendo en cuenta que en la zona Este viven unas 300.000 personas y que los jóvenes no tenían alternativas cercanas para seguir carreras terciarias y universitarias. Desde que logró implementarse el campus, hasta ahora, el crecimiento de la matrícula ha sido vertiginoso.

Mirando las necesidades actuales y el crecimiento que seguramente se dará en el futuro cercano, un equipo técnico de la Municipalidad de San Martín ha generado un anteproyecto para construir un complejo que concentre la mayoría del Campus, ahora disperso.

Utilizando tierras del Estado, la comuna diseñó este proyecto sobre un predio de casi 6 hectáreas, ubicadas sobre el lateral sur de la ruta 50, frente al parque Agnesi. El extremo oeste del terreno está a la altura del ingreso al parque y limita con el Barrio Venier, y va desde la ruta hasta las vías del ferrocarril. Allí se construirían todos los edificios del campus. En tanto, entre el parque y el aeroclub se montaría todo un complejo deportivo, que se dividiría en dos partes: una para uso exclusivo del campus y otra para uso de las actividades deportivas de la comuna.

Esa zona del departamento, justo en el límite entre el distrito cabecera y el de Palmira, es uno de los sectores más desarrollados. Allí está, por ejemplo, el Templo del Vino y el Centro de Congresos y Exposiciones. Pero también allí, sobre el lateral este de la calle Míguez, San Martín pretende construir su nuevo edificio municipal, que también contenga distintas áreas públicas de Mendoza y la Nación.

La ventaja y el ahorro de no tener que viajar a la capital mendocino

Ramiro es de Santa Rosa y cursa el ingreso de Derecho. Rocío es de Rivadavia y estudia kinesiología. Marcos estudia Educación Física y Julieta Nutrición, y viven en San Martín. Ellos y la mayoría de sus compañeros coinciden en que el mayor beneficio del campus es “que esté en la zona y que no tengamos que viajar a la capital provincial. Creo que no podría estudiar si sumo los gastos propios del estudio y los del pasaje o de un alquiler allá, en la Ciudad”, dijo Jorge, cursante de la Tecnicatura en Gestión de Empresas.

“Es una buena opción. Posiblemente podría irme hasta Mendoza, pero esto es más simple”, dijo María del Rosario, que cursa el ingreso de Abogacía y es de San Martín.


 
       

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »