Los principales dirigentes realizan una reunión en Paraguay. Boca y River pelean en los escritorios para resolver el futuro del clásico que se suspendió en la Bombonera

Crédito: DyN

Nadie sabe si el Superclásico que anoche fue suspendido por una agresión a los jugadores de River tendrá un final adentro de la cancha. No lo saben los dirigentes de Boca, ni los del equipo "millonario", ni los de la Conmebol. La incertidumbre reina la escena grotesca que se generó en la Bombonera y que amaneció en las tapas de diarios de todo el mundo.

Cerca de las 9, hora argentina, los principales dirigentes de la Conmebol se reunieron en Paraguay para comenzar a analizar qué pasará con el partido al que aún le restan 45 minutos de juego.

Hoy la Conmebol podría tomar una decisión. Confirmará si el encuentro sigue o si se terminó anoche cuando el árbitro Darío Herrera decidió suspender el encuentro. En Boca quieren seguir disputando el partido y que la clasificación se defina adentro de la cancha mientras que River pretende que el encuentro se dé por terminado.

  DyN

En el caso de que la entidad más importante del fútbol sudamericano decida seguir el encuentro, es probable que la Bombonera no sea el escenario. Se especula con que el club recibirá una sanción importante y no podrá disputar encuentros internacionales por un largo tiempo.

Está programado que los cuartos de final de la Copa Libertadores se jueguen el miércoles que viene. Cruzeiro espera por un rival pero anoche se quedó sin la respuesta concreta. Existe la posibilidad de que la llave se posponga pero, en ese caso, tienen que analizar cómo reorganizar el calendario sudamericano ya que se avecina la Copa América.

Las primeras especulaciones que se hacían anoche en los pasillos de la Bombonera indicaban queel encuentro podía seguir el fin de semana. El sábado o domingo podría ser el día elegido pero existe una situación que también complica el panorama de la organización. Desde ayer, el fútbol argentino está de luto por la muerte de Emanuel Ortega, jugador de San Martín de Burzaco.

  DyN

La Conmebol baraja varias posibilidades y los dos clubes jugarán en los escritorios para resolver el futuro del Superclásico. Los ánimos están caldeados en ambas dirigencias y existen muchas dudas sobre las causas de los incidentes.

En las próximas horas se sabrá si el Boca-River que comenzó ayer en la Bombonera tendrá un final adentro de la cancha. La Conmebol tiene la palabra final. Mientras tanto, el escándalo por la suspensión y los hechos violentos que invadieron el partido, se mantienen en la escena principal.

 

Ver más:

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »