La cuenta era de 43, 50 dólares pero él dejó 3043,50. ¿Por qué? Enterate en esta nota.Un cliente anónimo decidió dejar 3000 dólares de propina en Estados Unidos para una camarera que tenía problemas para pagar el alquiler y estaba a punto de quedarse en la calle.

Al lado de la factura, el cliente que firmó como Mike, dejó unas anotaciones que explicaban el motivo de su generosidad y su deseo de mantener ese favor pendiente, para que la mesera, en cuando pueda, ayude a alguien más.
 "Gracias por tu amabilidad y humildad. Un profesor que tuve vivió una experiencia muy difícil hace unos años que me ha motivado a hacer esto. Mis únicas peticiones son: No dejes que esta cadena de favores acabe aquí; no publiques mis datos. Gracias", escribió.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »