Derrota y empate fueron los últimos dos resultados en el torneo como consecuencia de errores de Barovero y Funes Mori, que venía de un desliz en la Copa. El corto recambio ya no da garantías y se vienen los Superclásicos de Copa. ¿Cómo termina?

  AnteriorSiguiente

  • El Millonario superaba a los bahienses con un cabezazo de Ramiro Funes Mori, pero una falla del defensor permitió el 1-1 de Miguel Borja Crédito: DYN2 de 2 El "Millonario" superaba a los bahienses con un cabezazo de Ramiro Funes Mori, pero una falla del defensor permitió el 1-1 de Miguel Borja
  •         1 de 2
  • El Millonario superaba a los bahienses con un cabezazo de Ramiro Funes Mori, pero una falla del defensor permitió el 1-1 de Miguel Borja Crédito: DYN2 de 2 El "Millonario" superaba a los bahienses con un cabezazo de Ramiro Funes Mori, pero una falla del defensor permitió el 1-1 de Miguel Borja
  •   1 de 2
River confirmó ayer con su empate ante Olimpo en el estadio Monumental que ya no es el mismo de antes. Ese antes de apenas tres semanas atrás cuando lideraba el torneo local con importante ventaja sobre sus perseguidores y marchaba firme en la Copa Sudamericana. Entonces los partidos que empezaba perdiendo y remontaba eran vistos como una virtud del equipo de Marcelo Gallardo y hoy son síntoma de debilidad porque, claro, ya no los gana, sino que si puede los empata y, encima, sufre de la pérdida de puntos por groseros fallos de sus propios jugadores.   De los últimos cinco partidos disputados, en tres sufrió equivocaciones de sus jugadores de los cuales en dos perdió puntos. En el partido de ida de cuartos de final de la Sudamericana con Estudiantes comenzó perdiendo por el enredo de Ramiro Funes Mori con la pelota, escenario del que sacó rédito Diego Vera para poner al "Pincha" 1-0, que luego terminó siendo 2-1 para los "Millonarios".       Luego fue Marcelo Barovero quien con su fallido intento de control de la pelota hizo desmoronar el invicto de 31 partidos del equipo cuando en el partido reprogramado de la 14° fecha ante el propio Estudiantes River cayó 1-0 con gol de Vera como consecuencia del claro error del arquero.       Ayer nomas, nuevamente sufrió ante Olimpo y resignó dos puntos por un increíble fallo de quien era hasta el momento el protagonista de la victoria: otra vez un mal cálculo de Ramiro Funes Mori provocó un gol en contra que dejó a River expuesto, pagando con el empate y con la posibilidad de que sea alcanzado por Lanús en la cima si el "Granate" le gana hoy a Independiente en el cierre de la fecha 16°.         Jugadores cansados y equivocándose, quizá, por esa típica falta de lucidez que provoca el desgaste físico y mental. Desde que comenzó la temporada, River jugó 25 partidos entre torneo local, Copa Argentina y Sudamericana: uno cada cuatro días. Y si se tiene en cuenta sólo el último mes, la cuenta se reduce a un encuentro cada 72 horas. El plantel es de por sí corto y sobre esto ha tenido que sobreponerse a ausencias importantes, como en los últimos dos encuentros cuando no pudo contar con Teófilo Gutiérrez ni Carlos Sánchez, piezas fundamentales del equipo, quienes fueron convocados a sus selecciones.   El panorama tiene su máxima carga de negatividad justo en la semana previa al primer duelo de semifinal de Copa Sudamericana con Boca, a disputarse el próximo jueves en la Bombonera. En el torneo local, además, tiene por delante un partido clave para la definición, ante su escolta, Racing, el próximo domingo en Avellaneda. Luego sólo le quedarán dos partidos antes del final: Banfield en Núñez y Quilmes en el Sur.   Así las cosas, lo que para River parecía un semestre ideal, parece haber sufrido un golpe bajo que hizo vibrar todo lo que se había construido. Toca apelar ahora al factor anímico, esa herramienta que hizo fuerte al equipo de Gallardo, técnico que ahora deberá buscar en sus hombres ese resto que necesita para no quedarse con las manos vacías.  

Ver más:

 

 , 

 , 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »