Es el parque artificial más grande de América del Sur. Miles de personas, entre mendocinos y turistas, lo visitan cada día y es un punto importante de la vida cultural de Mendoza.

  FOTO: ARCHIVO DIARIO UNO  

 

El Parque General San Martín cumple este jueves 118 años desde su creación el 6 de noviembre de 1.896 cuando, durante la gestión de Juan Cornelio Moyano, se dictó la Ley Nº 19 por la que se crea el paseo de los mendocinos denominado, en aquella época, Parque del Oeste.

El Parque San Martín es el parque artificial (porque fue creado por el hombre en el desierto) más grande de América del Sur. Miles de personas, entre mendocinos y turistas, pueblan sus espacios verdes cada día y es un punto importante de la vida cultural de la Provincia ya que alberga, entre tantas otras cosas, el teatro griego Frank Romero Day –que lo convierte en el corazón de la Fiesta Nacional de la Vendimia- además de contener el Estadio Malvinas Argentinas e instituciones académicas y científicas como la Universidad Nacional de Cuyo o el Centro Científico Tecnológico.

Desde el 17 de abril de 1.996 el Parque General San Martín es área ambiental urbana protegida, por lo que el Ministerio trabaja en distintas líneas para preservar su biodiversidad, defender su ecosistema, buscar modelos de desarrollo compatibles con la naturaleza del área y, por supuesto, la recuperación de los valores sociales, económicos y ecológicos del Parque a fin de preservar la identidad cultural histórica de la región.

Historia del Parque 
Luego del terremoto de 1.861, Mendoza se encontró con graves problemas sanitarios debido a epidemias de difteria, cólera y sarampión, así como conflictos aluvionales por las inundaciones. En 1.895, Emilio Civit quien era ministro de Obras y Servicios Públicos promovió la idea de poblar el oeste y planteó distintos objetivos como: la reubicación de la Penitenciaría, la defensa aluvional a través de la forestación y la problemática sanitaria (para lo cual se trabaja con el médico higienista Emilio Coni, nombrado Director de Salubridad).

El 6 de noviembre de 1.896 se dictó la Ley Nº 19, que es la norma de creación del entonces llamado “Parque del Oeste”. En la oportunidad fue contratado el paisajista francés Carlos Thays, autor de otros Parques en Argentina.

Tan sólo 4 días más tarde, se presentaron los planos del Parque, cuyos límites originales eran: al este el canal Jarillal (calle Bolougne Sur Mer), al norte la calle Unión (actual Avda. Emilio Civit hoy llega hasta la calle Carlos W. Lencinas) y al sur el Hipódromo Andino (hoy el límite es la calle San Francisco de Asís).

Actualmente el parque tiene 394 hectáreas de bosque; para ello se debió superar el suelo pedregoso, el clima árido natural de Mendoza y hacer un complejo diseño de riego, que luego se hizo por acequias y canales, pero que en grandes zonas se realizaba con agua transportada en carros municipales tirados a caballo (aún hoy hay sectores que reciben agua aún con camiones regadores).
En 1.900 se realizaron en forma simultánea los bosquecillos, viveros, armado del Zoológico (ubicado en el actual teatro Pulgarcito), y un sector de árboles frutales para obtener recursos para su autosustento.

En 1.906 se introdujeron reformas en los planos originales del lago artificial y 4 años después el parque se extendió hacia el oeste, abarcando el Cerro del Pilar hoy llamado Cerro de La Gloria.

En aquellos años la Banda de Música de la Policía de Mendoza ofrecía conciertos y desfiles todos los domingos en el Quiosco de Música que se encontraba en el predio de la calesita.

Con la creación del Rosedal, el predio se fue poblando de estatuas: la Fuente de los Continentes, los Caballitos de Marly y demás fuentes, pérgolas y estatuas.

Recién en 1.947, a través de la Ley 1.744 se impuso el nombre de Parque General San Martín y se cambia el nombre de la Av. Uriburo por el de Avenida del Libertador.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »