Fue en un evento selecto en la Maison del hotel Four Seasons. Hablamos con Tinelli sobre el vino, la crisis vitivinícola, la declaración como figura destacada de la cultura, sus viajes secretos a Mendoza, la adoración hacia Alejandro Vigil y mucho más. ¡A leer y mirar las fotos!

 

Tu nombre Tu Email Email del destinatario ENVIAR
Tinelli presentacion lorenzo 3 Marcelo Tinelli en plena charla con MDZ. (Foto MDZ )  

En un verdadero marco de distinción Marcelo Tinelli anunció en la Mansión del Four Seasons Hotel el lanzamiento de su Bodega & Vineyards “Lorenzo de Agrelo” y el primer producto proveniente de su tierra, FEDE Cosecha 2011, un vino top de gama 100% Malbec. “El vino resume momentos de encuentro, de afinidad y amistad”, dice Tinelli.

 

Se trata del nuevo emprendimiento bodeguero de Marcelo Tinelli, Hernán De Laurente y Young Woo, uno de los principales desarrolladores inmobiliarios de Nueva York, Estados Unidos.

 

¿De qué se trata el mega emprendimiento de Marcelo Tinelli?

 

Lorenzo de Agrelo Vineyards es un emprendimiento inmobiliario en el que se pueden adquirir parcelas de viñedos a futuros clientes para el desarrollo propio dentro de las 500 hectáreas que abarca el proyecto y elaborar su vino bajo el asesoramiento del equipo enológico de la bodega. Además prevé la construcción de un hotel cinco estrellas con un Spa & Health Club. La bodega contará con un restaurante a cargo del reconocido chef Mauro Colagreco, 2 estrellas Michelin quien por primera vez abrirá en nuestro país un restaurante propio.

 

Los socios de Marce

 

“Lorenzo de Agrelo es un proyecto coherente desde lo estético y arquitectónico,es un lugar de encuentro y de momentos que invitamos a compartir con nuestros clientes, quienes visiten la bodega o adquieran parcelas de viñedos”, coinciden los socios.

 

“Estar al lado de Marcelo Tinelli y Young Woo exige un plus de calidad y un desafío más elevado que cualquier otro proyecto” asegura Hernán De Laurente, responsable de la comercialización de Lorenzo de Agrelo. “Las decisiones importantes las tomamos de manera conjunta”, asegura.

 

Amistad y Nobleza fueron los valores que dieron origen a Lorenzo de Agrelo convirtiéndose en los pilares fundamentales de la filosofía del proyecto. “Este emprendimiento nació genuinamente de nuestra amistad, del deseo de construir un proyecto en común para disfrutarlo y compartirlo”, dice De Laurente.

 

“El mundo del vino fue una de las cosas importantes que tuvimos en común. Elegir y abrir una botella nos generó siempre una mística, momentos de charlas y confidencias. Este es un ámbito que constantemente nos atrajo y hoy increíblemente nos termina uniendo”, continúa.

Inés González estuvo atenta a todos los detalles, mientras Marcelo hablaba.

 

Un astro humilde y centrado

 

 

 

Buena onda. De gran humor. Súper respetuoso y moderado. Elegante. Todas descripciones de Marcelo Tinelli, que llegó de excelente humor y saludando a todos los invitados, un selecto grupo de periodistas especializados en vinos y life style.

 

Representando a Mendoza, además de MDZ Online, estaban los comunicadores Gustavo Flores Bazán y Federico Lancia, responsables del sitio “Vinos y Buen vivir”, y de varios ciclos y participaciones en diferentes medios y radios locales.

 

Cabe destacar que Marcelo Tinelli y su equipo de prensa pusieron en valor la asistencia de los comunicadores mendocinos, y los destacaron con especiales saludos: “Estoy muy contento, gracias por venirse desde Mendoza, chicos”, dijo el conductor mientras se daba a la charla con los tres periodistas. Por otra parte, la responsable de la comunicación corporativa de Lorenzo de Agrelo, Inés González, recalcó al micrófono la presencia de los mendocinos, manifestando la alegría por la llegada de profesionales del lugar de origen del emprendimiento.

 

El tema más próximo

 

Hace poco el conductor volvió a ser el centro de la escena nacional, esta vez por el debate que se generó al ser elegido por el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires como personalidad destacada de la cultura. Al respecto, Tinelli expresó que “no hay hombres cultos e incultos, sino de diferentes culturas. Yo estoy muy orgulloso por el reconocimiento. Es un día muy especial para mí. Que la ciudad donde vivo desde hace más de 40 años me distinga así me llena de orgullo”.

 

Una charla jovial

 

Luego de las presentaciones de rigor, Tinelli habló con MDZ y los profesionales responsables de “Vinos y Buen vivir”, en una escueto pero interesante mano a mano:

 

-Buen día Marcelo. ¿Desde cuándo este interés por el vino? ¿Te considerás un conocedor?

 

-Ustedes son los que saben. Yo lo único que les digo es que a mí me encanta el vino que hemos elaborado. Quiero agradecerle muchísimo a Ale Vigil, que hoy no está acá pero que es un poco el ideólogo de todo esto en cuanto al concepto del vino que estamos presentando.

 

-Este emprendimiento tiene un costado muy emocionante para Vos.

 

-Absolutamente. Es algo que no puedo dejar de mencionar hoy: el primer vino de este emprendimiento de viñedos y tierras mendocinas que estamos largando con mi gran amigo, de tantos años, Hernán De Laurenti y con Yang; se llama ‘Fede’, en honor a una de los más grandes amigos que he tenido, y que sigue estando con nosotros, más allá de que no esté presente físicamente. Sentimos que este era un excelente momento y un gran recuerdo. Por eso quisimos que el primer vino del emprendimiento tenga el nombre de Federico Rivero.

 

Este proyecto fue armado en base a la amistad. En base a un grupo de amigos a los que les gusta el vino. Yo no tengo tantos años de conocer el vino tinto. La gran mayoría de los vinos argentinos me encantan, y siempre he sido un admirador de ellos. Creo que el vino argentino en el mundo debe ser uno de los mejores, puede serlo. Falta mucho por desarrollar, porque no tengo ninguna duda: nuestros vinos están a la altura de los mejores.

 

Lorenzo de Agrelo surge de la amistad con Hernán y del deseo de tener algo propio, un proyecto en común, cuya base sea la amistad, esa complicidad que teníamos con Hernán, con Fede y con todo el grupo de amigos. El amor, el cariño entre todos nosotros nos hizo pensar con Hernán en que teníamos que volcarlo en un proyecto hermoso.

 

-Y el lugar para ponerlo en acto fue Mendoza.

 

-El lugar maravilloso es Agrelo. Encontrarnos en el camino con uno de los grandes desarrolladores en los Estados Unidos, Young, es un placer y un honor: los grandes proyectos en Nueva York llevan su nombre y su firma. Que hoy esté en Argentina acompañándonos nos da muchísima seguridad.

 

Te diría, para resumir, que este vino es un gran homenaje a la vida de Federico Rivero.

 

-El nombre… ¿no es muy obvio?

 

-El nombre tiene mucho que ver con San Lorenzo. Pero no con el club de futbol. Que yo sea el vicepresidente de San Lorenzo de Almagro es casi circunstancial… es más, ya les veo la cara a los periodistas, como pensando ‘¡Uy, con ese nombre, se va a poner a hablar de San Lorenzo’.

 

Lo cierto es que descubrimos que San Lorenzo es el patrono de los productores de vino, y ese hallazgo ha sido como premonitorio, como un disparador para el nombre, más allá de mi simpatía futbolística y de que mi hijo menor se llame Lorenzo. Por supuesto, es un nombre que me encanta. Nos parecía que este nombre encerraba un montón de significaciones. Estamos muy contentos de eso.

 

-¿Un nuevo rubro, entonces, para Marcelo Tinelli y amigos?

 

-Este es un proyecto para muchos años. Nosotros tenemos ganas de hacer una bodega en Mendoza, y de comenzar a crecer; aun sabiendo todas las dificultades que tiene la industria vitivinícola en este momento. Se trata de una de las mejores industrias que tiene la Argentina.

 

Ojalá que en los próximos años este deseo sea una realidad. La verdad que haber trabajado, y lo voy a repetir, con un gran enólogo de nuestro país y para mí, de los mejores del mundo, como es Alejandro Vigil, nos dio muchísima fuerza y pilas para este emprendimiento.

 

Creemos que tenemos un muy buen vino. De lo poco que yo entiendo, puedo decir que a mí me gusta mucho. Eso sí: no me hagan preguntas técnicas, porque no las voy a saber contestar. Para eso están las especialistas –refiriéndose a las sommeliers Paz Levinson, flamante mejor sommelier de la Argentina 2014; y Agustina de Alba, quien quedara en el tercer puesto-.

 

-Marcelo, sabemos que hacés tus viajecitos medio secretos a Mendoza, y que estás deslumbrado con el trabajo que ha hecho Alejandro Vigil con el vino. ¿Es así?

 

-He ido y voy bastante a Mendoza. Y tenés razón, mucho más en secreto que en público (risas). Me encanta tu provincia. Realmente es una belleza. Ahora en noviembre voy a volver a ir: te diría que dos o tres veces al año voy a Mendoza. Haberlo conocido a Ale Vigil nos cambió, a mi y a mis socios, nos cambió la historia en cuanto a las ganas y a la fuerza para este proyecto: estamos muy contentos con Él.

 

-¿Estás interiorizado en las vicisitudes y la problemática de la industria vitivinícola? Más temprano en tu saludo de bienvenida hablaste de la crisis de las bodegas…

 

-Es algo que es público. Sigo mucho a los referentes vitivinícolas de la argentina, y sean de la institución que sean, todos concuerdan en que las cosas no están muy bien. No es que yo estoy descubriendo nada, sino diciendo o afirmando algo que es así: la industria del vino está resentida. Ojalá mejore.

 

-Veo que te vienen a buscar, así que va la última pregunta: ¿Vos cómo sentís al vino?

 

-Es simple: el vino para mí es un encuentro de amigos.

 

 

Sobre el vino

 

Conjuntamente con el lanzamiento de Lorenzo de Agrelo, Marcelo Tinelli presentó al mercado el primer exponente de su tierra: FEDE Cosecha 2011, un vino de alta gama 100% Malbec de pie franco elaborado con uvas de la región de Agrelo, provincia de Mendoza.

 

Se trata de un Malbec mineral, floral y de fruta bien fresca con predominio de aromas a violetas, rosas y ciruelas criado 12 meses en barricas de roble francés "Taransaud" donde el vino logra estabilidad y complejidad. Posee una notable estructura y una acidez natural equilibrada, su concentración y volumen llena la boca. Los taninos despliegan una sensación de fineza y una persistencia que dan un final propio de un vino único con un potencial de guarda hasta el 2035.

 

FEDE nace con una partida limitada de 1.250 botellas cosecha 2011 y 1.250 botellas cosecha 2012 que se comercializan en el país a un precio de ARG$ 1.850 y el exterior a través de canales no tradicionales. El Sommelier Rodrigo Calderón estará a cargo de la comercialización del vino por el sistema de venta On Premier.

 

Se prevé que el producto esté en la carta de una exclusiva nómina de restaurantes de Buenos Aires.

 

“Al momento de buscar un nombre para el vino, quisimos que tenga una razón de ser. Naturalmente surgió FEDE. Es un homenaje a la amistad”

 

Datos técnicos de FEDE

 

  • Alcohol 14.5º
  • Acidez/ph: 5,70 / 3.70
  • Suelo: De origen aluvional conformado por Limo-Arena-Arcilla y presencia de piedras que descienden de la cordillera.
  • Clima: seco con veranos cálidos e inviernos fríos - de muy buena amplitud térmica que permiten una perfecta madurez del Malbec
  • Vinificación: pre-fermentación en frío para lograr concentración de aromas logrando mayor pureza y expresión del terroir fermentación con levaduras indígenas de la viña durante 14 días, aquí los azucares de la uva se convierten en alcohol; nace el vino.
  • Enólogo: Alejandro Vigil

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »