"La Crema" le puso difícil el trámite al "Millonario" y abrió el marcador a través de Diego Montiel. En la segunda parte, Leonardo Pisculichi, de tiro libre, y Ariel Rojas pusieron el 2-1 definitivo para los de Núñez

  • Crédito: Télam1 de 4

  • Crédito: Télam2 de 4

  • Crédito: Télam3 de 4

  • Crédito: Télam4 de 4

  • Crédito: Télam1 de 4

River Plate sigue a paso firme en el torneo y, en su visita a Atlético Rafaela, sufrió, pero consiguió tres puntos que le permiten continuar en lo más alto de la tabla. El equipo de Marcelo Gallardo superó por 2-1 a los Roberto Sensini en el encuentro correspondiente a la fecha número 13 del campeonato de Primera División.

En el inicio del encuentro, el cual se demoró 15 minutos por una falla en una de las torres de iluminación, River mostró su actitud netamente ofensiva. A pesar de los espacios reducidos del campo de juego, el equipo de Gallardo apostó a mantener su ya acostumbrado estilo de presión en la salida del rival y toque de primera en ataque.

A pesar del esfuerzo del "Millonario", el primero que avisó fue el local con una media vuelta de Federico González que salió apenas desviada. La visita respondió con un cabezazo de Mora que motivó una enorme respuesta por parte del arquero Conde.

River mantenía su mentalidad de ataque pero sufría en cada intento de los de Sensini, como a los 10 minutos, cuando Albertengo recibió de espaldas al arco y, con dificultad, giró para sacar un disparo que terminó en las manos de Barovero.

Tan solo tres minutos más tarde, Atlético Rafaela iba a golpear. El equipo de Gallardo perdió una pelota en ataque y retrocedió mal. González comandó la contra y abrió hacia la derecha para la aparición de Diego Montiel, que sacó un disparo de media distancia que se metió en el ángulo superior izquierdo de Barovero.

El trámite se volvía incomodo para el elenco de Núñez. Mientras intentaba presionar en busca del empate, quedaba desacomodado en el fondo y propiciaba apariciones en solitario por parte de los atacantes locales.

El local era más claro: firme en defensa y punzante en ataque. Ante el desconcierto de River, estuvo cerca de lograr su segunda conquista de la noche con una corrida de Albertengo por la izquierda sobre el cierre de la primera parte. El atacante de "La Crema" se escapó, se metió al área y adelantó la pelota en el último toque, lo que le permitió a Barovero ganar en el mano a mano.

Los de Gallardo salieron a jugar el complemento con el objetivo de conseguir un pronto empate y, con la aparición de una individualidad iba a alcanzar la meta. Sobre los tres minutos, Bastía convirtió una falta sobre Sánchez en las inmediaciones del área, justo cuando el uruguayo se alejaba de la zona de peligro. Leonardo Pisculichi, que había estado apagado durante la primera parte, se hizo cargo del disparo y, con un estupendo zurdazo, decretó el 1-1.

Igual que ante Lanús o ante Newell's, River debió recurrir a armas distintas a las del juego lírico para lastimar a su rival. Ante la floja de noche de jugadores claves como Teófilo Gutiérrez o Ariel Rojas, el equipo se vio obligado a apelar a otras armas.

 

A los 20, la defensa de Rafaela despejó corta una pelota y esta le quedó a Ariel Rojas. El mediocampista sacó un remate esquinado desde afuera del área que encontró a medio camino al arquero Conde, quien nada pudo hacer para evitar la segunda caída de su valla. River daba vuelta el partido con garra y concentración en las escasas oportunidades que se le presentaban.

Lucas Albertengo fue una pesadilla constante para el fondo de River, que tampoco pudo liquidar el encuentro de contra. Los jóvenes que ingresaron en la segunda parte fallaron chances claras que le hubiesen permitido al "Millonario" terminar el encuentro con mayor tranquilidad y sin sobresaltos.

River se quedó con un triunfo valioso que le permite llegar a los 28 partidos invicto, la misma cantidad de encuentros que logró el equipo de Américo Gallego entre 1994-95. Los hoy dirigidos por Marcelo Gallardo siguen firmes en la cima del certamen con 31 puntos y cuatro de ventaja sobre Lanús, su inmediato perseguidor.

Atlético Rafaela luchó lo más que pudo, se convirtió en un 'hueso duro de roer' para el puntero y, finalmente, dejó pasar una de sus últimas chances de seguir en carrera en la pelea por el título. El equipo de Sensini quedó con 19 unidades en la tabla.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »