El siniestro destruyó por completo a 200 viviendas y al menos 2 mil personas debieron ser evacuadas. Una persona permanece en estado grave por quemaduras, confirmaron las autoridades.

El Gobierno de Chile decretó alerta roja en Valparaíso y Viña del Mar por un incendio forestal de grandes proporciones que se registró al final de la tarde de este sábado, el cual dejó al menos unas 200 viviendas calcinadas y más de 2 mil personas afectadas. En tanto, una persona se encuentra internada en grave estado por quemaduras. 

El siniestro, que abarca ya unas 270 hectáreas, comenzó como un incendio forestal, pero luego de algunas horas alcanzó las viviendas cercanas. En el lugar se encuentra personal de Bomberos, así como unas siete brigadas de la Corporación Nacional Forestal (Conaf) trabajando en terreno para controlar las llamas.

El alcalde de Valparaíso, Jorge Castro, indicó que los cerros más afectados serían el Mariposa, cerro La Cruz y el Vergel. Agregó que ante la magnitud del incendio se realizó unaevacuación preventiva en los lugares más afectados trasladando a las personas a albergues instalados en establecimientos educacionales.

Las autoridades están monitorizando permanentemente las condiciones meteorológicas, especialmente la fuerza y dirección del viento, para iniciar las acciones por vía aérea y terrestre lo antes posible. 

Ante esta situación, varios albergues fueron habilitados para acoger a las personas que ha perdido sus viviendas en Valparaíso, una ciudad portuaria situada a 120 kilómetros de Santiago buena parte de la cual se asienta sobre escarpadas laderas.

A decenas de kilómetros era posible divisar la tarde de este sábado una enorme columna de humo, que está causando problemas respiratorios, especialmente a la población infantil y a los ancianos.

En el ayuntamiento de Valparaíso está reunido un comité de emergencia para coordinar las medidas de ayuda a los afectados y de extinción del fuego, que afecta a la parte alta de la ciudad, donde el suministro eléctrico ha quedado interrumpido.

La mayoría de las viviendas de Valparaíso, donde viven unas 250.000 personas, están construidas con material ligero, fácilmente inflamable, lo que unido al viento hace que los incendios sean frecuentes.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »