Raúl e Ileana Casali hablaron con Francisco en la tradicional audiencia pública que celebra el Vaticano. Le dieron la calcomanía de "No alcohol al conducir" que es parte de la campaña contra la violencia al volante. El joven murió en septiembre de 2013.

Los padres del joven estudiante platense Renzo Casali, que el pasado septiembre murió en un accidente en San Rafael adonde había ido de viaje de egresados, fueron recibidos por el papa Francisco en el Vaticano.

"Vinimos a Roma para tratar de encontrar consuelo en la persona del Papa. El Santo Padre nos recibió en la Audiencia Pública. Tuvimos la posibilidad de contarle nuestra triste historia. Se mostró conmovido y recibió la calco de "No alcohol al conducir" para el Papa móvil y una remera con la que se sacó fotos", dijo a este medio Raúl, el papá de Renzo.

Renzo, quien el lunes pasado hubiera cumplido 19 años, fue arrollado el 30 de septiembre de 2013 por un conductor alcoholizado. Agonizó en el Hospital Schestakow hasta que se declaró la muerte cerebral.

Su familia luego inició un campaña tanto en La Plata como en Mendoza para concientizar sobre los riesgos de la imprudencia vial.

Sobre la reunión con Francisco, Raúl Casali agregó: "Fue un gran gesto de un hombre muy comprometido con la humanidad. Nos bendijo, llenó nuestros corazones y nos dedicó mucho de su precioso tiempo para consolarnos".

"Para nosotros el tratar de contribuir a la toma de conciencia es uno de los motivos que nos da fuerza para vivir, para que no haya más Renzos. Porque "Todos somos Renzo, porque todos podemos ser....", concluyó.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »