Con un gol de Koke, el "Colchonero" se impuso por la mínima diferencia. Será la tercera vez consecutiva que los catalanes no llegan al partido decisivo. El viernes se conocerá el rival de los madrileños

En un colmado Vicente Calderón, el Atlético Masrid y el Barcelona se disputaron el pasaje a las semifinales de la Champions League. Después de lo que significó el 1 a 1 en el Camp NouDiego Simeone no pudo contar con su principal figura, Diego Costa. En tanto,Gerardo Martino dispuso de un esquema con Neymar y Lionel Messi como principales herramientas para comandar la ofensiva, amparados por el notable mediocampo compuesto de Xavi, Iniesta, Fábregas y Busquets.

  

Desde el pitazo inicial del inglés Howard Webb, los protagonistas se dedicaron a medirse mutuamente, aunque el dominio era de los catalanes, dado que el "Colchonero" apostaba por refugiarse contra su propia valla para salir de contragolpe.

Sin embargo, las ausencias de Víctor Valdés, Gerard Piqué o Carles Puyol se hicieron sentir cuando Adrián le rompió el travesaño a José Manuel Pinto. El sonido metálico paralizó a una estática defensa y David Villa se aprovechó de ello. El de Asturias envió un punzante centro, para que el propio Adrián se la baje a Koke, y éste defina ante un arco vacío. El prematuro 1 a 0 sorprendió a propios y extraños, sobre todo cuando unos instantes después, el "Guaje" pudo ampliar la diferencia con un disparo que volvió a rebotar contra el horizontal. La reacción de la visita llegó antes de llegar al primer cuarto de hora, con una asistencia de Dani Alves hacia Messi, pero el rosarino no logró capitalizar el toque del brasileño, ya que su frentazo se fue demasiado ancho.

Ante todos los pronósticos, los del "Cholo" merecían una amplia ventaja. El indomable delantero asturiano volvió a generar suspiros en la capital ibérica. El ex hombre del Valencia volvió a sacudir el "arguero" con un potente remate. Sin dudas, la vulnerabilidad era muy perceptible en la última línea de la visita.

 

 

 

 

En el complemento, la agresividad que parecía ausente se despertó de repente. Un pase en profundidad de Xavi para Neymar, dejó al brasileño mano a mano ante Thibaut Courtois,pero el belga se quedó con el duelo. En el rebote tomado por Messi, la "Pulga" no encontró el hueco para marcar la igualdad por lo que se vio obligado a enviar un centro para la llegada de Xavi. Adentro del área chica, y muy incómodo por la superpoblación defensiva, el volante envió la pelota al techo del arco. Fue un aviso de lo que pasaría en el segundo tiempo.

El cronometro de Webb seguía su curso y las emociones continuaban enalteciendo un espectáculo brillante. De contragolpe el "Colchonero" pudo liquidar la serie, luego de una preciosa pared construida entre Gabi y Villa. El ex Zaragoza quedó frente a Pinto y, cuando la jugada exigía definición al segundo palo, el volante remató débilmente para que el reemplazante de Valdés desvíe al córner. Mientras el "Tata" regaba su ataque con los ingresos de Alexis Sánchez y Pedro, los dueños de casa lastimaban a dos toques.  

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »