La anciana de 80 años había sido trasladada después de sufrir un infarto, pero recuperó la conciencia debido al frío que sintió en el compartimento donde fue depositada.

Una mujer de 80 años fue declarada muerta por error y falleció cuando trataba de liberarse de la morgue de un hospital en Los Ángeles, Estados Unidos, donde había sido depositada en el interior de una bolsa plástica. Su familia demandará al centro médico a partir de un fallo de la Justicia local.

María de Jesús Arroyo, de Boyle Heights, fue declarada muerta por los médicos del Hospital White Memorial de Los Ángeles en julio de 2010 tras sufrir un ataque cardíaco, pero recuperó la conciencia dentro de una bolsa en el interior de un compartimento de la morgue, donde falleció por hipotermia y asfixia, informó el sitio de la cadena CBS.

El descubrimiento de la "segunda muerte" de Arroyo se produjo cuando los encargados de la morgue abrieron el compartimento para encontrar la bolsa rota y el cuerpo de la anciada boca abajo y cubierto de rasguños, señal de que intentó pedir liberarse del encierro, según estimaron los peritos del caso.

La familia de la mujer -quien estaba casada y tuvo ocho hijos- demandó al hospital por "errores en el manejo del cuerpo" de la anciana. "Arroyo estaba viva en el freezer del hospital y recuperó la conciencia debido al frío extremo", determinó un patólogo durante una audiencia de diciembre de 2011.

A raíz del testimonio del especialista, la familia logró que un tribunal de apelaciones de Los Ángeles les concediera la posibilidad de demandar al hospital por mala praxis debido a que la mujer estaba viva al momento de llegar a la morgue y murió por el frío y la falta de oxígeno.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »