Hoy es viernes 21 de septiembre de 2018 y son las 07:47 hs. ULTIMOS TITULOS: Miguel Pichetto reiteró su rechazo al desafuero de Cristina Kirchner y dijo ser "la voz de gobernadores peronistas" / Córdoba: desapareció una chica de 14 años / La Anmat prohibió la comercialización de un lote de verdura congelada, entre otros productos / Bailando por un sueño 2018: El Polaco y Floppy Tesouro, los primeros expulsados del certamen / Sin vergüenza: Lily Allen cuenta su tortuoso camino al estrellato pop en sus canciones y su libro autobiográfico / Un grupo de personas ingresó al Village Recoleta e interrumpió la proyección de Soledad, la película de Agustina Macri / Valeria radioactiva: los personajes que se empeñan en visitar a sus autores / Lucía Barbuto, presidenta de Banfield: ?Hay hombres que son más feministas que algunas mujeres? / Los indicios que llevan al acuerdo salarial entre la AFA y Utedyc / Empieza el show de la Laver Cup en Chicago, con el Peque Schwartzman en un equipo / Las anotaciones tácticas de Ariel Holan en Independiente: lo que tendrá en cuenta para el desquite con River / El desafío de River: jugar contra Boca como si fuese un partido de Copa Libertadores / Los chicos del golf: Mateo Fernández de Oliveira y Ela Anacona apuntan a los anillos en Buenos Aires 2018 / Germán Garavano: "Los fueros son un tema secundario" / La violencia llegó al futsal femenino: graves incidentes en la final entre Huracán y San Lorenzo / Daniel Arroyo: ?No vamos a ningún tipo de explosión social en Argentina? / Tiger Woods ya ganó la batalla por volver al primer nivel y lo quiere coronar con un título / Hugo Moyano: "Sería un honor que un gobierno gorila como este me lleve preso" / Copa Libertadores: la Confederación Brasileña apoya el reclamo de Cruzeiro por la expulsión de Dedé / La CGT confirmó el paro del 25 de septiembre y anunció que no habrá transporte /
5 de julio de 2018
Sampaoli: ego, rebeldía y tosudez
Por qué el DT fracasó en Rusia y cuáles son sus motivos para seguir al frente de la Selección Argentina. 

Por: Roberto Cox. Director de “El Zurdo, Revancha del Ninguneado”, la historia desconocida de Jorge Sampaoli.

Se han dicho mucho sobre Jorge Sampaoli. Epítetos de todos los calibres se han escuchado para hablar del rotundo fracaso de Argentina en el Mundial. La salida del Zurdo como DT de la Selección es inminente. Lo más lógico pareciera ser una renuncia, sin embargo, el asunto no es tan simple. Se tienen que contrastar elementos de su carrera para explicar la encrucijada en la que se encuentra la cara más visible del fracaso en Rusia.

1. Lidiar con el ego:

El ego de Sampaoli está por encima del de todos sus colegas y entorno. El DT está convencido que su conocimiento supera al de cualquier otro entrenador argentino. Cree que su proyecto es el único capaz de otorgarle a la Selección una identidad y un nivel de juego que le permita volver a la elite del fútbol mundial. Esa misma confianza fue la que lo llevó a abandonar su pueblo cuando vio que en el fútbol argentino no se le abrían las puertas (en 1996 tuvo que dar un paso al costado tras una buena campaña con Argentino de Rosario porque los dirigentes de Newell’s – dueños del club- querían imponer su gente).

Mirá también: A 25 años de la última vuelta

Para Sampaoli, Casilda le había quedado chico y no dudó en dejar su trabajo, familia y amigos para probar suerte en Perú. Nunca fue futbolista profesional, forjó sus conocimientos de entrenador en una liga amateur de forma 100% autodidacta, copiando manuales de estilo, observando entrenamientos, etc... Logró incluso que lo invitaran a un asado donde estaría Jorge Valdano en su natal Las Parejas. De ese encuentro, el ex campeón en México ’86 recuerda: “Llegó un chico muy entusiasta, muy curioso, que lo preguntaba todo sobre lo divino y sobre lo humano. Estuvimos más tiempo de lo previsto. 3-4 horas. La charla dio mucho de sí. Un chico muy apasionado, de una pasión que le sale por los poros y a los apasionados hay que tomárselos en serio”.

Mirá también: Ninguno se acordó de Sampaoli

Su postura trasciende lo meramente futbolístico. Busca estar impregnada de un misticismo que eleve a sus equipos más allá de los límites de una cancha. No haberlo logrado con su propio país y teniendo al mejor del mundo entre sus dirigidos le debe provocar una angustia enorme y un deseo de revancha tan grande que es capaz de contraponerse al deseo de todo un país que pide su salida del cargo.

2. La rebeldía:

Sampaoli pondera esta cualidad como motro de lucha. Es de esas personas que buscan la gloria de forma solitaria. Sin hacer amistades, sin buscar caerle bien a nadie, sin diplomacia o relaciones públicas. He ahí su distancia con la prensa y sus mismos colegas argentinos que jamás aceptaron que un outsider como el casildense llegara a dirigir la Selección. Claro está que nunca buscó congraciarse con nadie. Para el Zurdo, el goce por la victoria o un título no cobra sentido si no se enmarca en una rebeldía que confronte a los cánones tradicionales del fútbol. Muy probablemente si Argentina llegaba a ganar el Mundial de la forma en que estaba jugando, su satisfacción o realización profesional habrían sido mínimas.

Mirá también: Los dirigentes aplaudieron a Tapia

Al no haber jugado profesionalmente este medio lo ha denostado en sus inicios, lo ha menospreciado y nunca se valoró la capacidad que el Zurdo tenía. Sus ganas de continuar en la Selección responden justamente a esto último. Afianzarse en el cargo a pesar del rechazo de la mayoría para, desde esa vereda, demostrarle al país que su proyecto es el correcto. Me atrevo a asegurar que para Sampaoli ganar el mundial de Qatar tras el fracaso de Rusia es su gran objetivo de vida.

Mirá también: A 20 años del ¿cabezazo de Ortega?

3. ¿Fin de ciclo?

Para Sampaoli no existe fin de ciclo en donde nunca hubo un ciclo. "La identidad de la necesidad fue más fuerte que la identidad de la propuesta deportiva. Había una obligatoriedad por ganar y nos generó más atención que la necesidad de involucrarnos en una idea", dijo el DT tras la derrota con Francia. Claro está que la Argentina de Sampaoli estuvo muy lejos de la identidad que el DT le impregnó a sus anteriores equipos. Recordemos el Chile campeón de América dirigido por el casildense. Un equipo intenso, atosigante, luchador, de excesiva presión y desdoble por las bandas. Un conjunto temible que supo adaptarse cuando, por ejemplo, entendió que debía ser pragmático en aquella final en el Estadio Nacional de Santiago ante Argentina. Marcelo Bielsa, el gran revolucionario del fútbol chileno e iniciador de un ciclo (uno de verdad) que luego continuó Sampaoli, dijo alguna vez: “Una de las virtudes de los entrenadores es la flexibilidad. No enamorarse de su propia idea. Pero a la vez uno tiene que enamorarse para convencer. Yo no cedo en mis ideas y no lo digo como una virtud. Es un defecto. Sampaoli sí cede en sus ideas porque tiene un poder de adaptación que yo no tengo. Eso lo hace mejor que yo, indudablemente”.

Mirá también: Y no quedó nadie

Nada de aquel pragmatismo e intensidad pudo verse en la actual Albiceleste. Sampaoli agarró un equipo en zona de repechaje con una necesidad de resultados inminente y logró una agónica clasificación. De ahí en más había que tomar una decisión: Dar un golpe de timón o confiar en la gracia divina del Club de Amigos de Messi.

Sampaoli, históricamente reaccionario a cualquier intento de intervención de sus equipos, terminaría sucumbiendo a los deseos del 10. Hoy, con el fracaso consumado, el DT busca convencer a la AFA que es el momento de empezar un nuevo ciclo a su manera.

Mirá también: "Fui muy feliz"

4. "Yo no planifico nada".

"Todo surge en mi cabeza cuando tiene que surgir. Brota naturalmente en el momento oportuno. Odio la planificación. Si planifico, me pongo en el lugar de oficinista. Soy el de Alumni del 91. El fútbol no se estudia; se siente y se vive. Parto desde ahí. Yo soy de la calle; negar eso es imposible", La fatídica aseveración de Sampaoli en su más reciente libro “Mis latidos” fue lapidaria y el pretexto para periodistas e hinchas para dar cuenta de un entrenador de elite que improvisa dirigiendo al más alto nivel. Acá volvemos al punto 1. Aquel misticismo en el que Sampaoli intenta hacernos creer que el fútbol muchas veces se resuelve por cuestiones divinas ajenas a la razón y que sólo florecen en una mente capaz de leer el juego como nadie más lo hace. Razones y evidencias sobran para demostrar que el DT improvisó –y mucho- en este “ciclo”. Nunca repitió una formación y dio señales confusas a la hora de conformar y liderar el plantel que pisó Rusia. Un comportamiento muy alejado de lo que pudo conocerse del Sampaoli de la Liga Casildense, un hombre que profesionalizó un torneo donde antes se entrenaba sólo dos veces por semana. Sampaoli se tomaba el tiempo de ir a ver los entrenamientos de sus rivales de pueblos vecinos. Camuflado en algún alambrado tomaba nota para planificar cada encuentro. El “yo no planifico” del Sampaoli moderno es más un concepto abstracto de aquel fútbol romántico que intenta vendernos muy alejado del hombre que estudia cada movimiento del rival. Errores evidentemente hubo y muchos. Croacia supo leer mejor el partido que Argentina y terminó goleando, y Francia apabulló a la Albiceleste (el resultado es mentiros) cuando ya cundía la anarquía.

Mirá también: Menotti sobre la Selección y Messi

En su conciencia difícilmente Sampaoli sienta este fracaso como propio. Mientras en Chile hizo y deshizo a su antojo con un presidente de la federación que le aceptó todos sus caprichos (contratos millonarios, negociaciones de última hora, etc...), en Argentina el Zurdo parece no haber logrado el control total del barco. Los conflictos en la AFA y la Messi dependencia pudieron más que su ímpetu y romanticismo. La situación terminó por desbordarlo. Sampaoli quiere su revancha, cree merecerla para mostrarle al mundo que todos estuvieron errados menos él.

Mirá también: El papá de Higuaín, contra Sampaoli



COMPARTIR:
Notas Relacionadas

LA RADIO EN VIVO

   

LO MAS LEIDO DEL MES

 
Diosa Internacional: Esteff García Colombia
Hoy a las 13,30 en directo Balonmano primera división de Italia
La esposa de Borré les bajó un cambio a los hinchas
"Si la Conmebol quiere, que jueguen sólo argentinos y brasileños"
"¿Qué mirás...?"
 

DOLAR

 
COMPRA
VENTA

 

HORÓSCOPO

 
Cáncer
 

RadiosNet