Uno de los extranjeros que ocupa la vivienda de Villa Luro, la cual pertenece a la desaparecida Claudia Ferro, le pidió a su amigo identificado como Charly que salga a declarar y éste decidió hacerlo disfrazado de Mickey Mouse tras las acusaciones en su contra. 

Además, el hombre propusó entrar "a un solo medio" a la casa y aseguró que "Claudia no está desaparecida. Es mochilera". La desaparecida trabajaba como payaso y esto podría explicar el disfraz. 

La pareja, la mujer venezolana y el hombre peruano, relataron que no saben dónde está Ferro y manifestaron que les vendió el inmueble y se fue a vivir a Brasil.

Sin embargo, los vecinos de la zona no creen en esta versión y manifestaron que la desaparecida "siempre decía que no quería vender la casa y que este era su lugar en el mundo".

Además, les pareció llamativo que la venezonala utilizaba los pantalones de la mujer y agregaron que vieron a los perros de la desaparecida vagando por la calle.