NOTAS RELACIONADAS

  • El Ciclón logró el milagro y clasificó primero en el grupo

El entrenador de San Lorenzo, Diego Aguirre, mantuvo la calma en los vestuarios que había perdido en el campo de juego, cuando su equipo llegó a la agónica clasificación para octavos de final de Copa Libertadores eliminando a Flamengo, algo que tipificó como un triunfo “que demostró cual de los dos era el más grande”.  

"Flamengo se armó para ganar la Copa, tiene figuras, es un equipo que no sé cuántos millones de hinchas tiene. Le ganamos a un grande de verdad, se enfrentaron dos grandes, y ganó el más grande", se ufanó el uruguayo en diálogo con Télam.


"Anoche vi que intentamos, que tuvimos juego por momentos. Los vi con muchas ganas a los muchachos, con espíritu. Era un partido de Copa, decisivo y con un contenido emocional muy grande, así que no se puede pedir mucha precisión”, remarcó. 


Aguirre indicó que había “que poner todo, porque era un partido que iba a hacer historia. Van a pasar años y nos vamos a acordar de este triunfo contra Flamengo. No decaímos nunca en la intención de ir a buscar el gol y por eso estoy orgulloso", puntualizó.


Muy cerca suyo el volante Franco Mussis vertía elogios “al gran cuerpo técnico que tiene San Lorenzo, con un entrenador muy inteligente como Aguirre”, mientras Néstor Ortigoza sollozaba y soñaba “con seguir ganando todo”. El que ya había truinfado también su propio partido jugando “contra todos” era Aguirre.