Los conductores de la aplicación aseguraron que no van a dejar de transportar pasajeros en la Ciudad de Buenos Aires y manifestaron que es la alternativa que encontraron al desempleo.

Choferes de autos particulares que trabajan con

Uber

aseguraron que seguirán trabajando con la aplicación, pese a la aprobación de la

ley que agrava las penas

a quienes transporten pasajeros de manera ilegal en la Ciudad de Buenos Aires.


"El problema es que más del 40 por ciento de los que trabajamos (con

Uber

) estamos viviendo de esto. Otros por ahí tienen tambien otro trabajo, pero muchos vivimos de esto. Mis hijas comen a partir de lo que yo trabajo en

Uber

, y si dejo, no comemos. No puedo dejar de hacerlo",
afirmó Ariel, chofer de la app.

El joven anticipó que tras la aprobación de la iniciativa por parte de la

Legislatura

porteña, las autoridades "van a empezar con una persecución, con un control más duro", aunque dijo que "esto se está viendo ya desde hace un tiempo".

Pese a ello, "cada vez hay más autos, a medida que crece el desempleo. Además está la gente que tiene su trabajo y no le alcanza, por lo que completa con tres o cuatro horas en

Uber

por día"
, sostuvo.

Para Ariel, el tema en torno a la empresa y sus "socios conductores" podría resolverse con otro tipo de medida, pero cree que "el gobierno no quiere una regulación que solucione esto". 

"Muchos dicen que solo pagamos un seguro y salimos a trabajar. Pero no es así, muchos tenemos licencia de conducir profesional, que es una exigencia que solo podés obviar el primer mes, en caso de que la tengas que tramitar",
continuó, y aseguró que "la diferencia con los taxis es que (éstos) pagan una licencia".

En el mismo sentido opinó "Pena", un chofer que complementa con viajes de

Uber

sus otros dos trabajos.

Para este hombre que arranca su auto en Lanús pero se deja llevar donde la aplicación le indica, "la amenaza va a cambiar el panorama: van a estar más atentos, nos van a buscar. Va a haber que poner un poco el freno".

"Seguramente baje la cantidad de autos que trabajan con la aplicación, pero muchos van a seguir trabajando",
continuó.

Pese a su decisión de seguir, Pena explicó que además de la amenaza de la flamante ley "hay otras cosas que están pasando. La falta de trabajo hace que más gente salga a trabajar con su auto, por lo que hay cada vez más oferta de conductores y por lo tanto los viajes son más baratos. Con eso ganamos menos plata, es un tema de oferta y demanda".

Por eso está manejando "un poco menos que antes", contó y detalló: "Esta semana he viajado de la cancha de River a la de Boca por 140 pesos. Ese viaje en taxi no baja de los 300 pesos".

La ley que la

Legislatura

porteña aprobó esta tarde endurece las penas a quienes transporten pasajeros de manera ilegal, con multas de hasta 200.000 pesos y la retención de la licencia de conducir.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »